clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Las escuelas de Chicago necesitaban computadoras. La alcaldesa envió un correo electrónico refiriéndose a un “tipo muy bueno”.

Mayor Lori Lightfoot and school chief Janice Jackson standing by a microphone.
La alcaldeza Lori Lightfoot y Janice Jackson, la directora ejecutiva de las escuelas públicas, durante una conferencia de prensa para comenzar el año escolar en septiembre de 2020.
Stacey Rupolo/Chalkbeat

Este artículo, publicado originalmente en inglés por Chalkbeat Chicago, está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

El artículo fue realizado con Better Government Association, una sala de redacción sin fines de lucro de Chicago, que se centra en la rendición de cuentas del gobierno.

Un contribuyente de la campaña de la alcaldesa Lori Lightfoot consiguió un contrato de 1.6 millones de dólares, sin licitación, con las escuelas públicas de Chicago, después de que la alcaldesa lo avalara personalmente y entregara computadoras que en algunos casos no cumplían con los estándares de compra del distrito o no funcionaban para el aprendizaje virtual.

Los funcionarios del distrito dijeron que compraron las computadoras usadas en abril para satisfacer una “necesidad urgente”, debido a que las escuelas luchaban por hacer llegar los equipos a los estudiantes y los vendedores tradicionales del distrito presentaban contratiempos. Sin embargo, hay más de un tercio en un almacén distrital que todavía están guardados como reserva, según una investigación de Chalkbeat/Better Government Association.

Mark Aistrope, el director ejecutivo de Meeting Tomorrow, con sede en Chicago, empresa que contribuyó con casi 30,000 dólares a la campaña de Lightfoot para la alcaldía, envió un correo electrónico a la alcaldesa a finales de marzo, diciendo que su empresa podría proporcionar rápidamente decenas de miles de computadoras al distrito escolar, cuando éste más las necesitara.

Temprano, a la mañana siguiente, Lightfoot le escribió a la CEO de CPS, Janice Jackson, para hablarle bien de la empresa.

“Mark es un muy buen tipo”, comentó Lightfoot en el correo electrónico que envió a Jackson. “Lo conocí durante mi campaña, es verdaderamente honesto y muy generoso. Si puede ayudarte, lo hará.”

Un poco después de tres semanas, el distrito escolar cerró un contrato con la empresa de alquiler de computadoras de Aistrope. Los funcionarios reconocieron haber cometido un error al ordenar y distribuir un pequeño número de computadoras portátiles sin cámaras - un descuido detectado tras una investigación de Chalkbeat/BGA que los funcionarios del CPS dijeron que están tratando de corregir.

La compra fue una pequeña parte de un esfuerzo masivo de 31 millones de dólares para distribuir rápidamente decenas de miles de computadoras portátiles y tabletas para el aprendizaje en línea, luego de que el coronavirus cerrara las escuelas y la repentina demanda de computadoras provocara una grave escasez. CPS dijo que la gran mayoría de los equipos de Meeting Tomorrow estaban en buenas condiciones, y los funcionarios de algunas escuelas chárter dijeron que ayudaron a aliviar una necesidad apremiante y funcionaron bien.

Puede leer los correos completos aquí:

Sin embargo, el contrato de Meeting Tomorrow plantea preguntas sobre la expansión de la tecnología escolar de alto riesgo de Chicago, que se desarrolla a medida que la junta de gobierno del distrito permite que se gasten millones de dólares sin una investigación previa de la junta o una licitación competitiva para responder ágilmente a una pandemia que ocurre una vez en un siglo. El distrito ha utilizado el dinero de la emergencia federal para financiar parcialmente su respuesta, y un segundo paquete de estímulo para las escuelas puede llegar el próximo año.

El contrato de CPS-Meeting Tomorrow, también permite visualizar la relación entre la oficina de Lightfoot, que ha dirigido algunos negocios de respuesta al coronavirus a empresas con vínculos políticos, y el distrito, donde Jackson trabaja a complacencia de la alcaldesa.

Lightfoot se negó a dar una entrevista para este reportaje. En un comunicado enviado por correo electrónico, su oficina defendió la respuesta a la crisis del COVID-19.

“La gente de buena voluntad de toda la ciudad de Chicago ha tendido la mano para ayudar”, decía el comunicado, “y la ciudad les ha señalado la dirección correcta, incluidas las Escuelas Públicas de Chicago, para apoyar a nuestros estudiantes.”

El comunicado no especificaba por qué Lightfoot envió un correo electrónico a la cabeza principal de CPS en nombre de un contribuyente de su campaña. El contrato que dio origen al correo electrónico de la alcaldesa a Jackson ayudó sin duda a la empresa de Aistrope a evitar los despidos y a encontrar un equilibrio en medio de la pandemia, dijo en una entrevista.

Un experto dijo que la operación merece ser investigada más a fondo.

“En mi experiencia, las compras de emergencia conllevan un mayor riesgo de que el distrito pague un precio más alto por un producto inferior”, dijo James Sullivan, quien fue inspector general de CPS hasta el 2014, cuando se retiró definitivamente. “Basándome en los hechos que conozco, creo que esta compra merece una revisión más profunda.”

Contactando a Lightfoot

En una entrevista realizada en agosto, Aistrope dijo a Chalkbeat y a BGA que su compañía, Meeting Tomorrow, fue diezmada debido a la cancelación de eventos la primavera pasada cuando el coronavirus atacó por primera vez. Luego, agregó, que vio un reportaje en los medios sobre los esfuerzos de CPS para comprar equipos para los estudiantes.

En ese momento, el distrito estaba lidiando con el abrupto cambio hacia el aprendizaje remoto cuando los planteles en todo el estado cerraron. CPS se esforzó por cerrar la brecha digital en la ciudad, donde muchos estudiantes de bajos recursos no tenían acceso a la tecnología que de repente se necesitaba para conectarse con su escuela.

Exterior of the Meeting Tomorrow building.
La sede de Meeting Tomorrow en Albany Park. El director ejecutivo de la empresa contribuyó casi $30,000 a la campaña de la alcaldeza Lori Lightfoot en 2019.
Madison Hopkins/BGA

Aistrope había contribuido con casi 30,000 dólares en efectivo y donaciones en especie a Lightfoot, quien también visitó la sede de su empresa el día de las elecciones en febrero de 2019, como muestran las fotos publicadas en la página de Facebook de Meeting Tomorrow. Dijo que nunca consideró usar ese contacto para hacer negocios con la ciudad.

“Nunca, nunca quise aprovecharme de esto o dar esa impresión”, dijo en agosto. “Mi objetivo nunca fue hacer negocios con la ciudad.”

Aistrope dijo que cuando vio que el distrito escolar necesitaba computadoras, se puso en contacto con el vicealcalde, Samir Mayekar, a quien dijo haber conocido a través de una iniciativa de la alcaldía para estimular el empresariado y la filantropía en las áreas de escasos recursos de la ciudad.

“Me comuniqué con Samir, y ellos copiaron a su jefe de personal, y rápidamente, la misma noche, lo remitieron a quien fuese el secretario de educación en la administración de la alcaldía, quien inmediatamente lo remitió a ... el jefe de operaciones (COO) de las Escuelas Públicas de Chicago, y al jefe de información (CIO)”, dijo Aistrope en agosto.

Pero, según los correos electrónicos obtenidos más tarde, y de acuerdo con la Ley de Acceso a la Información, muestran que Aistrope se puso en contacto con Lightfoot, directamente.

El 30 de marzo por la tarde, Aistrope le escribió a la alcaldesa para contarle que había visto noticias del distrito repartiendo equipos a los estudiantes y dijo que su compañía tenía más de 12,000 mil computadoras portátiles y iPads en su almacén de Albany Park.

“Y creo que puedo conseguir 30,000 ChromeBooks y aproximadamente de 3,000 a 4,000 computadoras portátiles adicionales en los próximos 7 días”, escribió, agregando que podía hacer arreglos para enviarlos directamente a las casas de los estudiantes. “Por favor, avíseme si puedo ayudar con esto o cualquier otra cosa durante este momento.”

El jefe de personal de Mayekar y Lightfoot, Maurice Classen, fue incluído en el correo de Aistrope.

“¡Mark, siempre tan increíble!” Lightfoot respondió menos de una hora después. “No puedo estar más agradecida. Eres lo máximo.”

Temprano a la mañana siguiente, Lightfoot reenvió el correo electrónico a Jackson, acompañado de su apoyo a Aistrope.

Después que Chalkbeat y BGA consiguieron los correos electrónicos y se pusieron en contacto con Aistrope para hablar de la discrepancia, Aistrope declinó una entrevista de seguimiento y en su lugar respondió a las preguntas en una declaración a través de un consultor de relaciones públicas.

Cuando se le preguntó por qué no había mencionado su comunicación con Lightfoot en una entrevista anterior, la respuesta de Aistrope fue: “No sabía quién respondería más rápido, y sabiendo que el tiempo era apremiante, sólo intentaba que alguien me escuchara para poder ayudar.”

Además de ponerse en contacto con Jackson, Lightfoot también dio seguimiento a Aistrope, incluyendo a Sybil Madison, vicealcaldesa de educación y servicios humanos, en los correos electrónicos. Le pidió a Madison que conectara a Aistrope con los funcionarios del distrito, lo cual consta en los registros, que Madison sí lo hizo.

Después de que Jackson recibiera el hilo del correo electrónico de la alcaldesa, reenvió la recomendación de Lightfoot a miembros clave de su personal: el Jefe de Información Phillip DiBartolo, el Jefe de Operaciones Arnaldo Rivera, y la Jefa de Educación LaTanya McDade.

Los funcionarios, incluyendo el segundo al mando de DiBartolo, Edward Wagner, intercambiaron seis breves correos electrónicos ese día, no obstante, los detalles de esas conversaciones permanecen en secreto porque fue CPS quien las redactó, citando una exención en la ley estatal para “comunicaciones internas predeterminadas.”

Esa tarde, Aistrope se reunía en línea con DiBartolo y Rivera, según los registros y entrevistas.

Varias semanas después, el distrito compró 5,066 equipos usados a la compañía, según reportan las órdenes de compra.

En respuestas escritas a las preguntas, el vocero de CPS, James Gherardi, dijo que el distrito había ordenado el mayor número de computadoras a sus proveedores establecidos, CDW y Apple, como pudieran entregar en un plazo ajustado antes de recurrir a “socios secundarios.

“Dada la situación de necesidad urgente y la falta de equipos disponibles a través de la cadena de suministro normal, el distrito buscó equipos adicionales para cerrar la brecha que pudieran ser entregados de manera oportuna”, dijo Gherardi en su respuesta.

Afirmó que el correo electrónico de la alcaldesa no influyó en la decisión. Meeting Tomorrow era el “único proveedor local con equipos disponibles”, y su capacidad para ayudar a etiquetar y entregar esas computadoras portátiles y tabletas ayudó enormemente, dijo.

Las respuestas por escrito de Gherardi también afirmaban que la autorización de gastos de emergencia de la junta escolar COVID-19, en la que ésta permitía al distrito gastar hasta 75 millones de dólares sin la aprobación previa de la junta, le permitía cerrar la compra sin un contrato o acuerdo por escrito.

Varios expertos en tecnología que revisaron las compras del distrito a principios de este año dijeron que generalmente [el distrito] consigue buenos precios y una selección razonable de computadoras.

Pero dos de los expertos entrevistados anteriormente para el reportaje de Chalkbeat/BGA - Douglas Levin, presidente de EdTech Strategies, consultor de los distritos escolares, y Richard Culatta de la Sociedad Internacional de Tecnología en la Educación, sin fines de lucro - cuestionaron la compraventa de Meeting Tomorrow.

Ambos expertos destacaron los desafíos sin precedentes que representa la pandemia, pero dijeron que es inusual ver a un distrito comprar una mezcla de aproximadamente una docena de modelos de equipos. Tal compra puede complicar el mantenimiento y la administración de las aplicaciones de software, dijeron.

Los expertos, también afirmaron, que la antigüedad de algunos de los equipos - incluyendo el iPad 2017 y un modelo de iPad Air retirado por la compañía Apple hace tres años - significa que están cerca del final de su ciclo de vida.

Aunque la compañía no cobró excesivamente por las computadoras, no parece haber ofrecido precios especiales al distrito. Cobró 300 dólares por iPads de tres años de fabricación, por ejemplo, un poco más de lo que el distrito pagó a la compañía Apple por los nuevos iPads, según muestran las órdenes de compra del distrito.

Es difícil hacer comparaciones directas porque los iPads antiguos tenían capacidad de servicio celular, lo que típicamente hace subir los precios. La capacidad de Meeting Tomorrow para suministrar las computadoras rápidamente también podría haber sido un factor importante en medio de los desafíos de la oferta, dijeron los expertos.

Según Hal Friedlander, director del Consorcio de Tecnología para la Educación, una organización sin fines de lucro, y ex jefe de información de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, el contrato parece ser un método creativo para evitar la escasez de equipos, y las computadoras deberían funcionar bien para satisfacer las necesidades de los estudiantes.

No todos los equipos de Meeting Tomorrow cumplían con las especificaciones del distrito.

Levin señaló que los iPads 2017 y los equipos iPad Air vendidos por Aistrope son modelos más antiguos de lo que el distrito requiere. Dijo que muchas de las computadoras portátiles usan tecnología de almacenamiento más antigua, lo que podría hacer que las computadoras se vuelvan más lentas.

Los registros muestran que DiBartolo envió por correo electrónico las especificaciones de CPS a Aistrope antes de su reunión virtual. Gherardi dijo que la mayoría de las computadoras que CPS compró a Aistrope estaban completamente equipadas y cumplían con las especificaciones técnicas.

Reconocimientos y quejas

En las respuestas por escrito de CPS, Gherardi admitió que el distrito se equivocó al pedir un pequeño número de computadoras portátiles sin cámaras: 120 de las más de 5,000 adquiridas.

Esos 120 equipos se enviaron al campus de Englewood de la escuela chárter Urban Prep, dijo el distrito. Los funcionarios dijeron que descubrieron ese error después de que Chalkbeat y BGA plantearan preguntas sobre la compra. CPS dijo que reemplazaría las computadoras portátiles antes de las vacaciones de invierno. Urban Prep no respondió a las solicitudes para sus comentarios.

Pero otra red de escuela chárter explicó a Chalkbeat y a BGA acerca de un problema similar con algunas de las computadoras portátiles que recibió.

Tres campus del sur de la Escuela Internacional Chárter de Chicago recibieron 620 equipos “Meeting Tomorrow” provenientes de CPS, según los registros. Una vocera de la red dijo que cerca de la mitad de las 200 computadoras portátiles que la escuela recibió de CPS no tenían cámaras o micrófonos que funcionaran, y que las familias devolvieron algunos de los iPads debido a baterías o bocinas defectuosas.

La vocera dijo que la red ha recibido desde entonces cientos de nuevos Chromebooks del distrito, que ha “compensado con creces” los problemas con los equipos usados.

Aunque CPS no compró una garantía a Meeting Tomorrow, Aistrope dijo en una reciente declaración que su compañía ha estado resolviendo problemas cuando las escuelas los contactan. Dijo que algunos son inevitables y que su compañía los está abordando “sin cargos ni honorarios”. También agregó que su compañía reemplazó las cámaras web que faltaban en los equipos “inmediatamente.”

El distrito dijo que no estaba al tanto del mantenimiento de Meeting Tomorrow o de los esfuerzos de resolución de problemas.

Un número de escuelas del distrito, incluyendo la Academia Zapata, Willa Cather Elementary, Dr. Martin Luther King Jr. College Preparatory High School, Galileo Scholastic Academy, y Haley Elementary, también recibieron envíos de entre una docena a 55 equipos de Meeting Tomorrow. Algunos fueron entregados a profesores y otros a estudiantes.

Otros 1,750 han sido enviados a un almacén, según un registro de CPS obtenido por Chalkbeat y BGA que detalla dónde se distribuyó la nueva tecnología. Gherardi dijo que todos excepto 30 de esos equipos permanecen en el almacén porque “no se necesitaban para uso inmediato” y serán utilizados para reemplazar computadoras arruinadas.

North Lawndale College Prep, que recibió 180 tabletas de Meeting Tomorrow, también las guarda como reserva, dado que para cuando las recibió había conseguido una donación privada que permitió a la escuela comprar nuevos Chromebooks, dijeron las autoridades de la escuela.

Algunos funcionarios de escuelas chárter que recibieron los equipos de Meeting Tomorrow dijeron que los envíos ayudaron durante un tiempo difícil, y que las computadoras han funcionado bien para los estudiantes.

En Moving Everest, en el West Side, Michael Rogers, fundador y director ejecutivo, dijo que los 65 modelos antiguos de iPads que recibió la escuela están en condiciones de ser reemplazados por otros nuevos. Sin embargo, dijo, los iPads, junto con los nuevos Chromebooks que el distrito proporcionó, han tenido pocos problemas.

La Academia de Carreras de Ciencias de la Salud del suroeste de Chicago recibió 300 Lenovo ThinkPads del distrito, en junio, dijo el director Elías Alonzo. Los 300 equipos están siendo utilizados por los estudiantes este año sin problemas, agregó.

Aún así, Sullivan, el ex - inspector general del distrito, dijo que el contrato con Meeting Tomorrow genera algunas preguntas: ¿El distrito solicitó ofertas de otros vendedores e hizo suficientemente ofertas de mercado antes de hacer la compra a la compañía? ¿Pagó precios razonables? ¿Y, tuvo la opción de devolver las unidades que no ha utilizado?

Exactamente qué papel pudo haber jugado el correo electrónico de Lightfoot en el distrito, es difícil de determinar, dijo.

“Va a haber muchos proveedores de CPS que hicieron contribuciones, esa es la naturaleza del juego”, dijo Sullivan.

Traducido por Beatriz Oliva

Exterior of the CICS Loomis building.
Tres escuelas de Chicago International Charter School en la parte sur de la cuidad, incluyendo CICS Loomis-Longwood, recibieron computadoras de la empresa Meeting Tomorrow.
Mila Koumpilova / Chalkbeat

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.